Vínculocentrismo: Cuando el respeto hace base en el vínculo

Sociedades adultocéntricas

El término Adultocentrismo hace referencia al hecho de que existen relaciones de poder entre los diferentes grupos de edad que son asimétricas en favor de los adultos, es decir, que éstos se ubican en una posición de superioridad, gozando de privilegios por el solo hecho de ser adultos, porque la sociedad y su cultura así lo han definido[i] (UNICEF, 2013). Desde esta perspectiva, el eje está puesto en los adultos, considerando únicamente sus deseos, necesidades y derechos, en detrimento de los deseos, necesidades y derechos de, por ejemplo, los bebés y los niños (aunque también de los adolescentes). El Adultocentrismo se traduce en prácticas arbitrarias a través de las cuales se coarta la libre expresión de los infantes, prácticas que además muchas veces son perjudiciales para el crecimiento y el desarrollo saludable.

La psicóloga española Rosa Jové considera que el Adultocentrismo está representado en la forma de pensar y de actuar de muchos adultos que se suponen superiores a los niños y que consideran que tienen más derechos que ellos. Este tipo de pensamiento genera una forma de educar basada en la obediencia ciega y en la idea de que las normas se imponen de arriba hacia abajo, de padres a hijos. En este marco, continúa Jové, “el adulto no se equivocaría nunca”; y en caso de que lo hiciera, intentaría ocultarlo en lugar de responsabilizarse por sus actos. Desde el paradigma Adultocentrista, se prioriza el bienestar de los adultos, siendo para este necesario que los niños se comporten como los mayores esperan, aunque para ello hiciera falta adiestrarlos[ii] (Jové, 2009). Adiestramientos para que ‘aprendan a dormir’, para que ‘dejen’ los pañales, para que ‘se comporten como corresponde’, procesos en los que no se respetan ni los tiempos ni las emociones de los bebés, los niños y las niñas.

La niñez es una construcción social que en muchos casos responde a ideales de adultez. Es decir, se construye la representación de lo que es un niño, qué características, roles, tiene así como su posición dentro de la estructura social en función de un ideal de adulto deseable y productivo en el futuro. Muchas veces oímos decir que los niños son el mañana, olvidando que también son el hoy, que tienen experiencias, deseos, intereses y opiniones y que pueden transformar el espacio que ocupan, las relaciones en las que participan y a las organizaciones e instituciones a las que pertenecen[iii] (Chang, 2013).

Cambiar la mirada, promover  la salud

¿Eso significa pensar, por contrapartida, en un paradigma Bebecéntrico? ¿Es esto posible?

Donald Woods Winnicott, pediatra y psicoanalista inglés, afirmaba que “no hay tal cosa llamada bebé”, entendiendo que el bebé existe siempre con alguien más, forma parte esencial de un VÍNCULO, de una relación con un Otro que lo sostiene, lo nutre y lo corporaliza. “Cuando se me muestra un bebé, se me muestra a alguien que se ocupa de él”, aseveraba. Habitualmente quien cumple esta Función es la madre, quien debe ser lo suficientemente buena para garantizar su salud, física y psíquica. El primer contacto del bebé con el mundo es justamente a través del adulto que lo cuida. Es el adulto el encargado de mostrarle el mundo al bebé, que nace en tal estado de indefensión que para sobrevivir y desarrollar su potencialidad necesita de otras personas que le provean todo aquello que es necesario, ya que no puede hacerlo por sí solo. Los modos en que los adultos se ocupan del niño, las interacciones y la comunicación con él, se internalizan y el niño construye de esta manera los modelos de sí mismo que reflejan el modo en que sus padres lo ven. Así, las experiencias emocionales del niño con su familia permiten que construya la capacidad de pensar el mundo que lo rodea y pensarse a sí mismo, es decir, construir su propio aparato psíquico, que se irá desarrollando hasta que logre ser alguien diferenciado como individuo e integrado a la sociedad[iv] (Unicef, 2012).

426815c57a94751ca8d819bf3dbe1702

El establecimiento de un vínculo afectivo seguro y estable con los padres es la base de un desarrollo emocional sano. El bebé necesita sostén físico, psicológico y emocional por parte de su/s cuidador/es primario/s, sostén imprescindible para el desarrollo de la confianza básica que se irá cimentando a partir de las sucesivas interacciones.

Esta es mi invitación: modificar nuestra mirada, promover la salud. Cambiar el eje, que el adulto no sea el centro, que lo sea el vínculo. Que pensemos en todo lo que se genera en el singular encuentro entre estos dos seres únicos, la pareja de crianza. Un pasaje del Adultocentrismo al Vínculocentrismo, del autoritarismo al acompañamiento empático, de la exigencia de obediencia ciega a la comunicación profunda y sincera, de los premios y castigos a la reflexión conjunta y al amor incondicional. Una perspectiva en la que se contemplen los deseos y las necesidades de ambas partes de este vínculo, desde la cual se comprenda que cada uno carga con sus propias historias, con sus propias emociones y sensaciones, con sus propias frustraciones, posibilidades e imposibilidades.

(*) Natalia S. Liguori
Lic. en Psicología (MN 47.600 – MP 96.341)
natiliguori@yahoo.com
https://licenciadanatalialiguori.wordpress.com

Entradas relacionadas:

 

[i] Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF): Superando el adultocentrismo. Santiago de Chile, 2013.
[ii] Jové, Rosa: La crianza feliz. La esfera de los libros, Madrid, 2009.
[iii] Chang Espino, Susana: Adultocentrismo y ciudadanía infantil: dos discursos en conflicto para la convivencia / Susana Chang Espino y Karla Henríquez Ojeda. – 1a ed. – Ciudad Autónoma de Buenos Aires : CLACSO, 2013. E-Book. – (Red CLACSO de posgrados / Pablo Gentili)
[iv] Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Fundación Kaleidos: Desarrollo emocional. Clave para la primera infancia. Buenos Aires, 2012.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s